sábado, 30 de agosto de 2008

Dólar Paralelo. Viernes negro para Argentina o viernes negro para Venezuela

El gobierno venezolano debe decidir pronto si protege a los argentinos o protege a los venezolanos, si se endeuda, si presiona a la banca o si libera el dólar.



El Dólar Paralelo culminó en alza frente al Bolívar fuerte por segunda semana consecutiva. En esta oportunidad, el dólar alcanzó un incremento del 14,29% durante la semana del lunes 25 al viernes 29 de agosto.

Entre varios factores, se cree que la principal causa del inicio de este aumento fue la suspensión de la venta de los bonos de deuda argentinos a la banca venezolana, al intentar frenar la caída de la deuda argentina y la pérdida de los tenedores de estos instrumentos de deuda, principalmente inversionistas argentinos.

Como es sabido, estos instrumentos de deuda argentinos, al igual que los ecuatorianos y los brasileños, son adquiridos con regularidad por el gobierno venezolano y este a su vez los vende a la banca en Venezuela quienes inmediatamente los venden en el mercado secundario con la intensión de obtener divisas extranjera a un precio superior al dólar oficial, pero también muy inferior al del mercado paralelo. Ante este diferencial, los entes financieros encargados de la venta de los bonos rematan estos instrumentos de deuda a un valor en dólares por debajo del precio del mercado sin necesariamente incurrir en pérdida dada la ganancia que obtienen en el diferencial cambiario.

Frente a todas esta operaciones, el valor de los bonos argentinos desciende provocando pérdidas considerables en los tenedores de estos bonos, como ya ha surdido en el pasado inmediato. Ante esto, el gobierno venezolano ha decidido suspender temporalmente la venta a la banca venezolana de los bonos de deuda argentino.

En esta posición, el gobierno venezolano esta entre “la espada y la puerta”, siendo en este caso la espada, la presión del gobierno argentino para detener la venta de los bonos a la banca venezolana para evitar las consecuencias negativas sobre las finanzas argentinas; y la puerta es sencillamente un libre acceso que posee el gobierno venezolano para decidir soberanamente atender el mercado interno y los intereses de los venezolanos, evitando que el Dólar Paralelo continúe aumentando afectando directa y únicamente a la población venezolana.

Existen algunas otras operaciones que aun faltan por explorar, como los ya conocidos Bonos PDVSA o Bonos Soberanos, aunque esto implique mayor endeudamiento externo para Venezuela; también las notas estructuradas en manos de la banca, sin embargo, aun falta un mes para que culmine la prórroga dada; o incluso, soltar las cadenas que CADIVI y FONDEM imponen sobre el mercado cambiario, esto sería lo más sensato pero debe llevarse con cuidado y acompañado de otras medidas.

1 comentario:

Manuel Miranda dijo...

Yo creo que el vinculo economico entre Argentina y Venezuela a travez de los bonos bilaterales y el Mercosur es lo que hace que esa tendencia se refleje simultaneamente en ambos paises.